El pleno del Consell ha aprobado dos convenios con los Colegios de Farmacéuticos de Alicante, Castellón y Valencia, que establecen las condiciones de dispensación, facturación y pago de las aportaciones por tratamientos farmacológicos y ortoprotésicos para pensionistas, personas con diversidad funcional y menores, subvencionados por la Generalitat Valenciana. Mediante estos convenios, la Conselleria de Sanidad Universal gestiona, en colaboración con los colegios de farmacia, las ayudas de la Generalitat frente al copago farmacéutico.

Las bases para la concesión de las ayudas fueron aprobadas a través de los Decretos del Consell del pasado mes de diciembre de 2017 para garantizar los tratamientos médicos y el restablecimiento de la salud de los colectivos beneficiarios en el año 2018.

Por una parte, el Consell ha aprobado la suscripción de un convenio de colaboración entre la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y los colegios oficiales de farmacéuticos (COF) de las tres provincias para establecer las condiciones de dispensación, facturación y pago de las aportaciones por tratamientos farmacológicos a estos colectivos. Por la otra, el Consell ha aprobado la suscripción de otro convenio entre la Conselleria de Sanidad Universal y los COF de las tres provincias, en calidad de representantes de los titulares de oficinas de farmacia con sección de ortopedia, para establecer las condiciones de dispensación y facturación de recetas oficiales de ortopedia para los colectivos de personas con diversidad funcional con aportación subvencionada.

Estas ayudas permiten garantizar el tratamiento y restablecimiento de la salud a través de la prestación farmacéutica u ortoprotésica, eliminando los obstáculos económicos que el sistema de aportación de los usuarios y sus beneficiarios representa para determinados colectivos. Las ayudas frente al copago se conceden a pensionistas con niveles de renta inferiores a 18.000 euros y sus beneficiarios; a personas con diversidad funcional (menores de 18 años con discapacidad diagnosticada con un grado de minusvalía igual o superior al 33%, y mayores de 18 años diagnosticados con un grado de minusvalía igual o superior al 65%).

Respecto a los menores, también son beneficiarios aquellos adscritos a una tarjeta sanitaria, cuyo titular tenga un nivel de renta inferior a 18.000 euros anuales, así como a menores de edad no registrados ni autorizados a residir en España, beneficiarios de asistencia sanitaria en situaciones especiales. Las ayudas se concederán con cargo a los presupuestos de la Generalitat para 2018 con un importe de 54.666.240 euros. En concreto, se concederá un importe de 40.036.000 euros para el colectivo de pensionistas; de 6.630.240 euros para el colectivo de personas con diversidad funcional; y de 8.000.000 euros para el colectivo de menores.

Fuente: Imfarmacias.es