902 090 813 / 628 437 702 info@cetafarma.com

Tras la pandemia este sector está al alza. Y es que suponen un valor estable en una época de incertidumbre.

La pandemia ha cambiado muchas situaciones y pensamientos generalizados y ha potenciado el interés por sectores como es el de la compra-venta de farmacias. “La farmacia siempre había sido un negocio refugio por sus características de facturación, pero es que tras la gran incertidumbre económica de la pandemia ha crecido todavía más el interés en invertir en este sector seguro”, explica Eduardo Ripoll, director gerente de Cetafarma, que destaca que el precio de adquirir una farmacia en España se ha elevado tras la pandemia. En esta misma línea, Javier Solís, director comercial de Farmatrading, añade que, incluso, hay mucho inversor interesado que no es farmacéutico, pero que pregunta por si hubiera alguna fórmula en el futuro para poder entrar en este sector.

Esta tendencia creciente la refrenda Félix Ángel Fernández, subdirector general de Farmaconsulting. “Si hay algo que caracteriza al sector farmacéutico frente a otros es la estabilidad, incluso en entornos cambiantes y convulsos como los que estamos viviendo estos últimos años. Dentro del sector, la oficina de farmacia goza igualmente de esta estabilidad, lo que está haciendo que el mercado de compra-venta no solo no se resienta, sino que tenga una tendencia creciente en los últimos años”.

Los bancos apuestan por el sector

Los especialistas coinciden en que el sector bancario se muestra propenso a apoyar este tipo de proyectos de compra de oficinas de farmacia. “Esas facilidades en la financiación provoca que haya mucha demanda. Y es que los bancos siguen apostando por este sector”, apuntala Solís, el mismo que remarca que el porcentaje de financiación de media está entre un 70-80%, mientras que el resto se tiene que abordar con recursos propios. También se pueden encontrar ayudas financieras en las distribuidoras. “Además de los bancos, estas empresas también apoyan estas operaciones con facilidades en pedidos u otras medidas para poner en marcha la oficina de farmacia”, expone Ripoll.

Eso sí, para tener éxito en la financiación bancaria hay que llevar unas pautas. “Las claves para conseguir esa financiación bancaria se basan en que ese proyecto de inversión personalizado recoja análisis exhaustivos y especializados de todas las variables de la explotación de la farmacia, un plan de gestión del nuevo farmacéutico que se pondrá al frente de la misma y unos escenarios de viabilidad futura basados en los análisis y plan de gestión, así como en la estructura financiera del comprador (aportación en liquidez y garantías)”, explica Fernández.

Los precios, un ratio multiplicador

El precio se suele fijar en base a la cifra de facturación del último año y se multiplica por uno o por dos. “El precio medio ahora en España es de un ratio de 2, aunque evidentemente en la farmacia rural los precios son más bajos y ronda entre el 1 y 1,5”, especifica Solís. De este modo, en España una farmacia media que tenga una facturación de 1 millón de euros tendrá un precio de venta aproximado de dos millones. Esta situación provoca que las farmacias de una facturación elevada no tengan tanta salida en el mercado. “Si la oficina de farmacia tiene una facturación considerable, su precio también es elevado y no hay tantos compradores”, matiza Ripoll.

El vendedor suele ir ya con un precio en la cabeza cuando quiere vender la farmacia. “Normalmente el que quiere vender no se mueve de una cifra y le da igual esperar un tiempo hasta que consiga la venta que él quiere, ya que tiene la capacidad para aguantar”, describe Solís. Según su experiencia, una transacción de la farmacia puede demorarse unos seis meses e incluso llegar a un año y medio en los casos más complicados.

En qué fijarse para comprar una farmacia

A la hora de comprar una farmacia, “en lo primero en lo que hay que fijarse es que la farmacia se adecúe al perfil y proyecto del farmacéutico que la va a adquirir (tipo de gestión que requiere a nivel asistencial, comercial y de gestión de equipos humanos, tipología de sus pacientes-clientes, entorno en el que se ubica, etc…). A partir de aquí, realizar primero un análisis especializado de la evolución en los últimos 3-5 años de su facturaciónmárgenes y gastos. Y después, fijarse en el potencial de cara a futuro para mantener o mejorar las cifras realizadas en el pasado por el anterior titular”, analiza el subdirector general de Farmaconsulting.

Para Ripoll, los puntos más importantes son la facturación, la ubicación y las perspectivas de futuro, mientras que resta importancia al local. “Lo que menos me preocupa es el local, ya  que se puede reformar y adaptar a lo que queremos”, agrega el fundador de Cetafarma. Para los locales, Solís añade que la tendencia generalizada es intentar siempre comprar también para no estar dependiendo de alquileres ni de terceros.

 

Fuente: Diario Médico por Alejandro Segalás
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad